La curiosa reproducción de las orquídeas

11 junio 2009
Las orquídeas es la más numerosa familia de plantas florecidas, que es valorada a nivel mundial por sus diversas formas y la majestuosa belleza que presentan sus flores, algunas orquídeas pueden ser tan pequeñas que necesitan ser apreciadas con un cristal de aumento y otras que pueden alcanzar unos 40 centímetros de ancho. Las flores emanan diversas fragancias, pero algunas son inodoras o producen malos olores para el ser humano. La flor presenta tres sépalos y tres pétalos, de los cuales uno se encuentra modificado de modo singular denominado labelum o labio.
La curiosa reproducción de las orquídeas, la polinización es realizada inconscientemente por insectos que son seducidos por las fragancias que emanan, los cuales propician el desarrollo de tubos polínicos, luego de trasladar la masa de polen a los estigmas.
Solo de este modo se realiza la fecundación, que da origen al crecimiento de una cápsula con cientos de miles de semillas, cuyas dimensiones son tan minúsculas que se encuentran entre las más pequeñas producidas por las plantas florales en todo el mundo, las que pueden ser tan pequeñas como 0,03 milímetros.
La germinación de las minúsculas semillas, presenta un proceso diferente al resto de plantas florales, puesto que los embriones de orquídeas son, desde el punto anatómico y estructura, extremadamente reducidos, mientras que los de otras plantas florales no lo son.
Los embriones de las orquídeas germinan y crecen hasta producir una masa de células denominadas protocromo, los cuales son rizoides absorbentes que tienen una estructura similar a la de una raíz. Estas estructuras pueden o no producir la clorofila, pero para que el protocormo sobreviva, se desarrolle y se transforme en un retoño, se debe establecer una relación simbiótica con un hongo del genero Rhizostoma.
Este hongo del género Rhizostoma cumple el papel de suministrar azúcar (nutrimiento) al protocormo la cual es aprovechada por la planta. El hongo obtiene el azúcar de secciones del substrato al que se encuentra ligado (cualquier objeto sólido que sirva de huésped a la planta).
El protocormo en cambio provee al hongo ciertas vitaminas y un hábitat favorable para su desarrollo, el hongo vive entre el substrato y el protocormo. Al momento que la planta comience a producir sus propios nutrimentos internamente disolverá u destruirá al hongo para así terminar con la simbiosis que los asociaba.
Gracias a la asociación simbiótica existente del hongo y el protocormo es que se puede apreciar hermosas flores de orquídeas en los bosques de los países tropicales. Interesante, pero la mayoría de las millones de semillas producidas por las orquídeas , solo un número muy reducido llegan a desarrollarse, debido que la relación simbiótica que la orquídea necesita es muy difícil de establecer.
Buscando mantener la biodiversidad y conservación de las orquídeas, pueden ser reproducidas in vitro, debido que la semilla puede germinar en la presencia de azúcar que es suministrada por el agar, sin la presencia del hongo. Las semillas pueden fácilmente desarrollarse hasta alcanzar el tamaño de un retoño. Lo cual a nivel mundial a incrementado el cultivo de varias especies de orquídeas.

1 comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenid@ a El Agronómico.

Amigo amante del Agro, puedes dejar tus sugerencias y comentarios
Gracias por comentar!
Email: jluis_rodriguez_garcia@hotmail.com

 
 
 

Nº de Agrónomos visitantes

Seguidores

 
planetaperu.peestamos enPlanetaPeru.pe
Bitacoras.comBlogsPeru.comScience & Nature Blogs - BlogCatalog Blog Directory